jump to navigation

[Review] Forza Motorsport 3
Thursday, 5 de November de 2009

Escrito por BigBoss_ en : Review , trackback

caratula-forza-3

¿Quién no ha soñado con conducir un Ferrari? ¿Con ganar una carrera al límite? Probablemente todos pero claro, no todos podemos hacerlo así que lo más parecido a esas sensaciones que tenemos los jugadores de consola (el PC es un mundo aparte) es la saga Forza Motorsport.

En 2005 nació esta saga que rápidamente se convirtió en referente de los simuladores de conducción en consola, adelantando en este aspecto (no así en opciones y elementos técnicos) al anterior “Dios” de la conducción, la saga Gran Turismo de Sony. Pero bueno, todo esto lo conoceréis ya de sobra (siempre que traigáis los deberes hechos) así que pasemos a analizar la tercera parte de la saga que es la que tenemos entre manos.

forza3 vidasinfinitas

En primer lugar hay que aclarar que la saga Forza Motorsport se ha caracterizado por su simulación, aunque no hay que confundir el concepto de juego arcade con “mal juego” o de simulador con “buen juego” y quizá es en este mismo apartado dónde el juego “flojea” algo más, el juego es divertido pero quizá… demasiado, me explico, un simulador debe ser duro (no creo que todo el mundo pueda manejar con facilidad un coche con 500cv) y hasta cierto punto imprevisible. Esta característica se cumplía a la perfección (dentro de lo que cabe…) en el primer Forza, hasta el punto de que a mucha gente le pareció desesperante (es un simulador, ¿vale?), en la segunda parte se bajó algo el nivel y en este aún más, los coches se controlan con muchísima facilidad y es casi imposible hacer un trompo con coches “normales”, sólo con los de clase superior a la S tienden a derrapar y a ser más nerviosos pero coches como el Ferrari F430, tracción trasera, se controlan igual que un Renault Clio. Además, se ha incluido la opción de rebobinar el tiempo que no hace más que seguir bajando la dificultad del juego y que sí, estamos todos de acuerdo en lo que jode cabrea hacer una carrera de 10 vueltas y en la última vuelta estrellarse y empezar otra vez pero por eso mismo es un simulador.

Ferrari-458-Forza-3

Si no tenemos en cuenta este traspiés, tenemos una jugabilidad bastante buena (quizá demasiado, repito) con un control de lo más suave y que responde a la perfección, la sensación de “conducir” está muy bien recreada pero sin llegar a ser perfecta en un juego (principalmente por defectos técnicos y algunos de físicas, aunque eso lo comentaremos más adelante) aunque las carreras se pueden llegar a hacer repetitivas por otra de las lacras de la saga: la IA de los rivales. No es que sea mala, simplemente es insuficiente, de los 7 rivales que tendremos en pista apenas nos tendremos que preocupar de 2 o 3 ya que el resto da la sensación de estar sólo para rellenar, además, la máquina no es capaz de mejorar sus coches por lo que resulta demasiado fácil ganar cuando hay créditos disponibles para mejoras. También, como ya se ha comentado, hay que tener en cuenta que 8 coches en pista hoy en día ya parecen insuficientes…

Forza 2 VS Forza 3

En cuanto al apartado gráfico no hay mucho que destacar, es correcto pero quizá menos de lo esperado, no es que tenga malos gráficos ni mucho menos pero hay detalles que emborronan el resultado final, los coches en ocasiones siguen teniendo el diseño “plastificado” como ya pasaba en Forza Motorsport 2. Los circuitos lucen algo mejor que en la anterior entrega pero se siguen viendo algo vacíos. Además de todo esto, una de las novedades de este Forza, la vista interior, cuenta con “lagunas” importantes, ya que, por ejemplo, por defecto se ve demasiado “encima” del volante, la opción para ajustar este parámetro está bastante oculta y, al hacerlo, no nos permite mirar en el interior de la cabina, para más inri, incomprensiblemente no se ven los cambios de marchas desde dicha vista, cuando desde la vista exterior si que se aprecian y ni siguiera podremos admirar los interiores de los coches desde el modo foto.

Posiblemente (y no posiblemente) el mejor apartado del juego sea la física, notaremos como los amortiguadores hacen su trabajo al pisar los pianos (apenas hay baches…), como el coche se balancea en las curvas, como se va hacia delante al frenar o los movimientos típicos al cambiar de marcha, además de detalles en los que apenas no fijaremos como la fricción de los neumáticos en el asfalto… etc., casi perfecto, si acaso se nota una falta de realismo en algunos accidentes aunque otros resultan también de lo más espectaculares.

forza-3-accidente

El sonido es otro de los aspectos que pasará desapercibido aunque es bastante mejorable ya que el ruido del motor de los coches apenas varía (sonido de un F430 Scuderia real y en el juego) y no se modifica al cambiar aspectos como el escape.

En cuanto a opciones de juego está bien servido (modos típicos eso sí), el modo temporada usa un sistema de calendario para las pruebas con una prueba final por temporada entremezclada con las otras, como pequeña “pega” para este modo se puede comentar que a partir de la temporada 3 o 4 las carreras se suelen hacer pesadas, principalmente provocado por la facilidad del juego en general y los problemas de IA (ya comentados). Los menús tienen un diseño “moderno” pero muy cómodo. Entre los 2 dvds incluyen unos 400 coches y unos 100 trazados, aunque, como es habitual en la saga, esta cifra tiene “truco” ya que en los trazados también se cuentan las secciones de algunos circuitos por lo que la cifra “real” es algo menor, además, muchos de los circuitos ya estaban presentes en anteriores entregas.

forza-3-r8

Como no podía ser de otra forma incluye modos para Xbox Live, están los “clásicos” aunque tiene la gran pega de las partidas igualadas, ya que apenas da opciones de personalización (hay incluso menos opciones que en Forza Motorsport 2). Además de las carreras en sí, tenemos también las subastas y el escaparate para comprar coches, diseños o vinilos o poner e la venta los nuestros, sin duda pasaremos muchas horas aquí así como en el editor, de lo más completo y en el que con MUCHA paciencia se pueden crear verdaderas obras de arte.

En conclusión, Forza Motorsport 3 es una evolución de la saga, aunque quizá no hacía el camino que los más fans de la saga se esperaban, es un gran juego, entretenido y con múltiples opciones pero que cada vez más se aleja de la simulación que se espera de él para abrirse paso al público más “casual” en juegos de velocidad y opciones como la mejora automática o el rebobinado lo demuestran. Eso no quita que, posiblemente, sea el mejor juego de conducción hasta la fecha pero también parece claro que Gran Turismo 5 le superará con una facilidad que nadie pensaba ya que, si hay algo en lo que la saga GT no podía competir con Forza es en realismo y en esta tercera entrega es lo que precisamente falta, a poco que GT 5 tenga un toque más de realismo que las anteriores entregas, desbancará a Forza Motorsport 3 como rey de los juegos de conducción. Aún así, si tienes una Xbox 360 y te gustan los juegos de conducción es un imprescindible en tu colección y pocos juegos te harán pasar tantos buenos ratos como este.

Comparativa Forza 3 VS Realidad


Be Sociable, Share!

Comentarios»

No hay comentarios- Sé el primero en opinar.




2 + four =