jump to navigation

[Review/Análisis] WRC 2
Thursday, 27 de October de 2011

Escrito por BigBoss_ en : Review , trackback

Al igual que pasó con los juegos de Fórmula 1, los aficionados a los rallies tuvimos que esperar unos añitos para tener un juego “que echarnos a la boca” y, también al igual que en el caso de la F1, el año pasado tuvimos una primera entrega y este año tenemos la segunda pero, al contrario que la Fórmula 1, el mundo del rally, por desgracia, no está precisamente en su mejor momento a pesar de que somos muchos los que lo consideramos como la disciplina más espectacular y a la vez más difícil del mundo del motor pero, de nuevo gracias a Milestone y a Namco-Bandai, tenemos el juego oficial del campeonato del mundo, tenemos WRC 2.

Si alguien espera grandes novedades e incluso alguna revolución… que se vaya olvidando. El juego bebe de la base del primer juego de un modo descarado, por ejemplo, en los menús, pero, claro está, mantiene todas sus virtudes, especialmente en cuando al control.

Seguramente, a todos los que hubieran jugado al primer WRC y hubieran tenido la primera Playstation les hubiera venido un nombre a la cabeza, Colin McRae, además de ser un gran piloto dio nombre a una saga de videojuegos que nació en la primera consola de Sony y que todos los aficionados a los rallies recordamos con gran cariño y en la que este WRC parece haberse inspirado, con un control no demasiado exigente (solo hay que recordar el fracaso de Richard Burns Rally debido a su extremada dificultad por su exceso de realismo) pero enfocado más al realismo que al arcade (para eso tenemos DiRT 3) y además de lo más divertido. Dicho control, además, es totalmente configurable pero, como siempre, yo recomiendo jugarlo sin ayudas para disfrutarlo a tope, en este caso, será un reto llegar sin un rasguño a meta, y eso es lo divertido, esa emoción… hasta que se introducen los dichosos rebobinados, que sí, algunas veces se usan y evitan muchos cabreos pero que sin duda quita realismo y emoción aunque visto lo visto (ya se usan en Forza, F1, DiRT… etc), parece que tendremos que convivir con ello. Para rematar la “dificultad” tenemos un sistema de daños de lo más completo que no nos permitirá un despiste (siempre que lo juguemos en simulación), unos 90 tramos de lo más variados, algunos de ellos bastante largos (para lo que suele ser habitual en este tipo de juegos) y climatología variable.

El modo central del juego, llamado Road to the WRC (camino al WRC) es… pues el típico, empezamos con un coche pequeño, subimos a uno más grande, otro un poco más grande… Aquí, además desbloqueamos diferentes pinturas, patrocinadores y miembros del equipo que le dan algo más de “chicha” al equipo pero no deja de ser lo de siempre pero claro está, no es fácil innovar en este aspecto aunque nos llevará nuestro tiempo llegar a los más alto, más aún cuando tenemos seis categorías diferentes de coches (WRC, SWRC, PWRC, FIA WRC Academy, WRC Grupo B y WRC Safari) y 15 rallies diferentes, incluyendo uno urbano en Berlín. Además, para alargar aún más la duración del juego contamos con diferentes modos multijugador entre los que se incluyen Hot Seat, en el que hay que ir pasando el mando y el nuevo multijugador online con hasta 16 jugadores.

Y llegamos al apartado sin duda más flojo del juego, el apartado técnico, si bien es verdad que el apartado sonoro cumple su función (doblaje al español, música que no destaca pero no molesta y, eso sí, sonido de los coches muy mejorado) el apartado gráfico, simplemente, no está a la altura. La versión review a la que hemos tenido acceso corresponde al PC pero, a pesar de jugarlo en un equipo potente (sin ser de lo último, Crysis se ve de lujo y juegos como C.A.R.S. con la configuración prácticamente a tope) el apartado gráfico resulta bastante pobre, los modelados de los coches son, cuanto menos, mejorables y los escenarios en su mayoría están vacíos, con pocos detalles y algunas texturas más propias de una generación anterior, también vemos como algunos efectos, como el humo que levanta el coche en las etapas de gravilla, resultan muy irreales (llega a dar la sensación de ser una esponja más que humo en sí) e incluso las salpicaduras de agua en el cristal no están hechas con demasiado detalle, casi parece un gif sobre el cristal (y a veces incluso parece que el agua salpica antes de pisar el charco). Evidentemente el apartado gráfico no afecta a la jugabilidad pero sí que puede echar atrás a algunos jugadores, más aún cuando es de suponer que la versión de consola saldrá aún peor parada en este aspecto.

WRC 2 es un buen juego y además muy divertido pero gracias a sus defectos hace que nos quedemos con un “sabor” agridulce, la sensación es de falta de ambición por parte de los propios creadores, de no creer en su propio juego ni en poder mejorarlo aún más. Con un buen apartado técnico y algo más de publicidad (y mira que soy antihype), WRC 2 hubiera llegado mucho más alto. Aún con todo, una vez pasada la primera impresión (que es bastante mala debido al apartado técnico) tenemos un juego que nos recuerda a tiempos pasados, cuando la saga Colin McRae era un simulador (salvando las distancias) y además se “peleaba” con la saga V-Rally.

Por todo esto, te gustan los rallies, puedes aguantar un apartado técnico, como poco, “mejorable” y además eres de los que disfrutaron como un enano con la saga Colin McRae (ahora conocida como DiRT) en su época dorada, sin duda, WRC 2 hará que te lo pases muy bien, palabra.


Be Sociable, Share!

Comentarios»

1. diego - 01/11/2011

no me parece parea nada realista el sonido de la mayoria de los autos.. especialmente de los wrc.. le falta mas potencia al sonido.. el escape de los wrc es mas nervioso por llamarlo de alguna forma…yo soy de argentina y los vi en vivo.. por eso la critica..graficos esta bien y de manejo lo han mejorado.. mas realista.. mas simulador que arcade.. saquen un parch con sonido real please…

2. BigBoss_ - 02/11/2011

Menuda suerte, ojalá pasaran cerca mía estos coches XD.

Diego, ¿escuchaste el sonido de los coches en el primer juego? Parecían aspiradoras, era incluso peor que en el GT5, por eso digo que en este juego está bastante mejorado aunque es obvio que es difícil meter en un juego toda la “potencia” del sonido de un motor, yo he conducido un Ferrari un par de vueltas en circuito y te digo que no hay juego que ni se acerque al sonido que produce tener el motor a pocos centímetros detrás de tu cabeza pero, al menos que no suene a aspiradora ;).




seven − = 2