jump to navigation

[Review/Análisis] Puddle (XBLA/PSN)
Saturday, 4 de February de 2012

Escrito por BigBoss_ en : Review , trackback

Ser líquido hoy en día no es una tarea fácil, aunque desde luego trabajo no le va a faltar, en este invierno tan seco las demandas de trabajo para lluvia están a la orden del día y si eres café deberías echar curriculum en algunas empresas que necesitan que sus empleados estén despiertos. Eso sí, por razones aún desconocidas, poco son los juegos en los que los líquidos han sido protagonistas… hasta ahora. Puddle (charco para los amigos, título muy apropiado) nos pone en la piel las moléculas de diversos líquidos (café, agua… etc) que deberán afrontar muchos peligros (ramas “asesinas”, plantas carnívoras  o fuentes de calor por ejemplo) para llegar a su destino, el desagüe.

Seguramente visto así puede sonar hasta “ridículo” pero el resultado es bastante mejor del esperado. El tocho después del salto.

Puddle, como otros muchos arcade, tiene sus orígenes en los juegos indie, concretamente fue proyecto académico que ganó el premio Student Showcase Prize en el Independent Gaming Festival, en el Games Developer´s Conference 2010, pero, tras pasar por las manos de Konami se ha convertido en un juego completo.

La idea del juego es hacer que el líquido llegue al desagüe, eso lo podremos hacer girando el mundo con los gatillos o, solo en Playstation 3 (por razones evidentes), mediante el sensor de movimiento del mando o Playstation Move, cualquiera de los tres métodos es válido y bastante manejable. Tampoco podremos girar el mundo totalmente a nuestro antojo sino alrededor de unos 30º (dicho a ojo, igual son 139º y aquí estamos) para superar los obstáculos, si perdemos demasiado líquido (tenemos una barra que nos avisa del líquido que tenemos y del mínimo) tendremos que volver a reiniciar el nivel.

Los distintos niveles van desde unas cañerías, un laboratorio o incluso el aparato digestivo y en todos tendremos que superar distintos peligros dependiendo del nivel, a saber, si caemos en una planta carnívora nos “beberá”, si pasamos por una zona incandescente el líquido se puede evaporar si estamos demasiado tiempo en ella o si nos quedamos atrapados en una planta es posible que el líquido sea absorbido. Todos estos peligros hacen que los niveles sean, en ocasiones, todo un reto. Además, si caemos en alguna de las trampas y perdemos todo el líquido tendremos que hacer el nivel desde el principio, aunque no son demasiado largos. Esto nos lleva a un pequeño defecto del juego, derivado de la propia mecánica y es que la mayoría de los niveles consisten en aprenderse el recorrido de memoria para ir superando los retos, quizá (solo quizá) hubieran sido recomendables niveles más grandes con diversos checkpoints para evitar esto. Eso sí, si nos atrancamos siempre podremos llorar, y además usar una opción llamada “lloro” para poder pasar algún nivel que se nos atragante, obviamente, los lloros son limitados, solo tenemos 2 para todo el juego aunque si conseguimos más tarde superar la fase “legalmente” se devolverán.

Fuera del modo ¿historia? tenemos también disponible un laboratorio en el que construir nuestros propios niveles, los objetos para este modo se consiguen obteniendo buenas puntuaciones en el modo principal (las puntuaciones son calculadas por una ecuación que tiene en cuenta, por ejemplo, la cantidad de líquido salvado y el tiempo en realizar el nivel). Tendremos diversos objetos con los que crear pero, el problema del laboratorio radica en que parece que la crisis del ladrillo ha llegado a los juegos y el espacio para hacer nuestras creaciones es bastante reducido, lo que limita mucho la capacidad de hacer cosas interesantes.

Gráficamente no se pueden esperar grandes alardes (¿en serio alguien esperaba gráficos espectaculares en un juego así?) pero cumple de sobra, el protagonista del juego, el líquido, está recreado a la perfección, con una física algo “libre” en ocasiones pero que se integra perfectamente en la mecánica del juego. El resto del apartado técnico cumple, sin alardes, pero sin errores y eso incluye a escenario y apartado sonoro, por ejemplo. Dentro de este último apartado, el sonoro podemos poder alguna pega (por llamarlo de algún modo) y es que igual después de un rato jugando al juego, oyendo sonido de líquido… puede ser que den ganas de ir a tener una charla breve con el Sr. Roca (WC), pero nada malo, por supuesto ;).

Puddle es un “intento de puzzle” que se ha quedado a medias y es que en general se tratará más de “ensayo-error” y aprendernos el camino que de realmente calentarnos la cabeza para superar niveles. Además, su duración no es demasiado excesiva (algún modo online o un mejor aprovechamiento del editor del modo laboratorio hubieran ayudado mucho en este aspecto) y la relación precio/horas de juego podría ser mejor (cuesta 9.99€ en Playstation Network u 800 MS Points en Xbox Live Arcade). Aún así, es un juego de lo más entretenido y muy recomendable para los que quieran un juego simple pero divertido, en el que probar su habilidad y además probar algo nuevo (que ya va siendo hora).


Be Sociable, Share!

Comentarios»

No hay comentarios- Sé el primero en opinar.




+ five = 9